• septiembre 26, 2021

El último parte del Servicio de Migración y Ciudadanía obtenido por la Voz de América arrojó que apenas uno de cada tres venezolanos que califican para TPS habría aplicado a esta medida.



Por Carolina Valladares


WASHINGTON D.C. – Más de cuatro meses después de iniciado el proceso de inscripción para obtener el Estatus de Protección Temporal en Estados Unidos, el último parte del Servicio de Migración y Ciudadanía (USCIS) obtenido por la Voz de América arrojó que apenas uno de cada tres venezolanos que califican para TPS habría aplicado a esta medida.

Aunque estimaciones USCIS apuntan que cerca de 323.000 venezolanos cualifican para el amparo migratorio, los datos revelan que apenas 115.000 de ellos han presentado su solicitud hasta el 15 de julio. 

“Hay mucho desconocimiento de como se aplica el TPS y realmente cuales son los beneficios que vienen detrás del TPS, por otro lado, pues siempre, como muchas cosas desconocidas es el temor, el temor a quedar registrado, el temor hasta cuando se va a extender este beneficio”, aseguró a la Voz de América la abogada de inmigración Morella Salazar.

A falta de seis semanas para que cierre el plazo de inscripción, la lenta respuesta de la diáspora venezolana al ofrecimiento del TPS preocupa a la misión diplomática del líder opositor Juan Guaidó en Estados Unidos. En entrevista con Venezuela 360, Jorge Márquez, delegado de la embajada de Guaidó en Houston, hizo un llamado a la comunidad para que se registre.

“Nos costó mucho a todos, un trabajo conjunto de muchísimos años para lograrlo y ahora que tenemos la oportunidad no podemos dejarla pasar. Nosotros hacemos un llamado a toda la comunidad en EE.UU. a que se informen y apliquen antes del 5 de septiembre. Todos los ciudadanos venezolanos en Estados Unidos pueden visitar la página de nuestra embajada y allá van a tener una cantidad de recursos que pueden consultar, de guías que lo pueden ayudar a resolver dudas sobre el TPS, pero también a aplicar”.

Cumpliendo una de sus promesas de campaña, a principios de este año la administración Biden otorgaba el beneficio migratorio que protege de la deportación durante 18 meses a los venezolanos llegados a Estados Unidos antes del 8 de marzo de 2021. 

“Todo el equipo de la embajada ha estado trabajando para lograr la designación del TPS, pero no de manera aislada, esto es una lucha de la comunidad venezolana organizada, de los lideres de nuestra comunidad en todos EE.UU. que hicieron esfuerzos enormes para solicitar en distintas administraciones que se pudiese otorgar esta media. Nosotros recalcamos que esto no solamente beneficia a aquellos que no tienen estatus, sino a aquello es una gran herramienta para aquellos que tienen estatus, pero este estatus puede vencer”, recalcó el delegado de la embajada de Juan Guaidó en Houston a la Voz de América.

Mientras tanto, abogados de inmigración advierten de las consecuencias de renunciar a esta oportunidad incluso para quienes cuenten con otros procesos migratorios.  

“Yo les explico señores, no importa que tengan ya una visa vigente, pero apliquen ya al TPS porque es un tremendo beneficio que nos esta otorgando el gobierno americano y de cualquier manera al final les ve a crear una protección. Es preferible tener siempre el amparo del TPS. ¿Por qué? Si el asilo llega a ser denegado inmediatamente se abre un proceso de deportación el cual el TPS detiene, porque teniendo un TPS activo a usted no lo puede deportar de este país”, explica la abogada Morella Salazar.

Sin embargo, de acuerdo con las cifras facilitadas por USCIS, dos tercios de los venezolanos de cualifican seguirían si tomar el paso.

Daniel Muñoz, quien se encuentra solicitando asilo político en Estados Unidos, es uno de ellos. “Estamos sujetos al gobierno de turno. Osea, un gobierno de turno decide que sí hay que darle TPS, puede cambiar y entonces el gobierno, cambian las autoridades, y determinan que hay que cesar ese TPS”, dijo a la Voz de América.

Mientras tanto, en Washington, defensores de los derechos humanos presionan al Congreso de la nación para la aprobación de la Ley Secure. Se trata de una legislación que abriría las puertas a la residencia permanente para los beneficiarios del TPS de 12 países, entre ellos Venezuela.