• septiembre 26, 2021

Sin combustible y créditos bancarios el sector primario de Venezuela corre riesgo de no producir lo necesario en 2021


Lo que pudo ser un buen año para desarrollar el ciclo de siembra 2021, debido a las buenas condiciones climáticas, no se materializó debido a la escasez de combustible y de fuentes de financiamiento, denuncian productores y técnicos agropecuarios


Caracas, julio 2021

(Prensa SVIAA- AVAF)

El entorno económico de Venezuela impacta negativamente en la producción de alimentos. La escasez de combustible y la ausencia de planes crediticios y de políticas públicas como el plan de siembra 2021 atentan contra el sector primario.

A esta conclusión llegaron los presidentes de la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos de Venezuela (SVIAA), Saúl López, y de la Asociación Venezolana de Agricultura Familiar (AVAF), Juan Carlos Montesinos, en rueda de prensa efectuada en Caracas.

El ingeniero López aseveró que “de las más de 500 mil hectáreas de maíz que podrían haberse sembrado solo se ejecutaron 180 mil, de las 200 mil hectáreas de arroz únicamente se materializaron 40 mil”.

Aseveró que el sector primario nacional está a la deriva, “el ejecutivo no ha presentado un plan de siembra para 2021, es la primera vez que no se ejecuta esta política en los últimos 60 o 50 años, algo inédito”.

Los presidentes de la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos de Venezuela (SIVIAA), Saúl López, y de la Asociación Venezolana de Agricultura Familiar (SVIAA), Juan Carlos Montesinos, en rueda de prensa efectuada en Caracas.

El ciclo de siembra pudo haber sido bueno debido a que las condiciones climáticas son favorables, “pero no ha sido posible porque no hay gasoil en el campo venezolano y porque las fuentes de financiamiento como los créditos bancarios no existen en este país”, dijo López. Piden aprobación de Ley de Agricultura Familiar

Por su parte, Juan Carlos Montesinos, presidente de la Asociación Venezolana de Economía Familiar – AVAF- en los primeros seis meses del año se perdieron 600 mil toneladas de alimentos sólidos y 480 millones de litros de leche, debido a la severa escasez de combustible en las zonas productivas del país.

“Las cifras las estimamos con base en cálculos propios y con el aporte de los receptores de la producción. Urge que el Ejecutivo nacional active un plan de suministro de gasolina y Explicó que “el no arrimar la leche a la industria está generando enormes pérdidas para el sector”.

Montesinos dijo que la inflación sigue impactando en los costos de la producción de hortalizas. “A principios de año, el kilo de verduras se cotizaba a Bs.200.000 en el mercado venezolano. En julio el mismo producto cuesta Bs. 3.000.000”.

El abogado Montesinos resaltó que el poder adquisitivo del venezolano, está cada día más mermado “y la gente de está alimentando muy mal debido al alto costo de los comestibles”. Finalmente, dijo que “los agricultores familiares de Venezuela garantizamos 80% de la producción de las frutas y hortalizas del país. Y se necesitan al menos 700 millones de dólares para producir alimentos en el segundo semestre de 2021”.