• septiembre 26, 2021

El DHS indicó que las expulsiones rápidas son legales para tener segura la frontera


Tras una breve paralización  este viernes  el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), reanudó  las deportaciones rápidas de personas ilegales.

Familias detenidas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ( CBP) fueron trasladadas a través de las operaciones aéreas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU (ICE) a sus países de origen, Guatemala, El Salvador y Honduras.

El DHS indicó que el proceso de deportaciones es legal y es esencial, para proteger la frontera estadounidense. Articles

“La Administración Biden-Harris está trabajando para gestionar la migración segura, ordenada y humana en América del Norte y Central, incluso mediante la expansión de las vías legales hacia los Estados Unidos. El DHS expandió recientemente el programa de menores centroamericanos y puso a disposición de los centroamericanos 6,000 visas H-2B”, dijo el organismo en un comunicado.

Niños estaban en el grupo de las deportaciones

En el grupo  de 106 inmigrantes  que estaban en este plan de deportaciones habían   10 niños no acompañados y 32 adultos solteros eran ciudadanos de Nicaragua.

“Este es el octavo grupo de 100 o más inmigrantes encontrados por agentes de la Patrulla Fronteriza del Valle del Río Grande en los cinco días anteriores”, dijo la CBP.

En la Grulla, Texas, observaron a un gran grupo de inmigrantes que caminaban hacia el norte desde el Río Grande.