• septiembre 26, 2021

De un ciudadano común, mi ventana de expresión…

Alejandro Lacroix

Twitter: @AlejandroLacroi


Hoy 6 de agosto de 2021, el que hasta ayer era un simple rumor, ​un ​quizás, un lleva y trae. Fue confirmado por el Presidente de México: Andrés Manuel López Obrador,  “Est Dialogus”.

Lo que uno debería esperar como algo promisorio, muy positivo, un halo de esperanza para Venezuela, sencillamente se convierte en más de lo mismo de lo que hemos tenido los últimos – por decir pocos – 20 años. Maniobras, distracción, mareo eterno. La utilización que esas reuniones han tenido en apaciguar tempestades, ansías de libertad y unas reales posibilidades de cambio se repiten y se repiten desvirtuando algo que en un país normal sería lo deseado. El poder sentarse con una contraparte a resolver los problemas, hablando.

Pero en Venezuela eso no es posible, y no voy a enumerar las veces que “el diálogo” ha sido utilizado como herramienta, supuestamente para buscar la “solución de conflictos” y que los mismos actores que han participado en estas han ayudado a desvirtuar esta herramienta perfecta en la resolución de crisis.

Por un lado tenemos al régimen de Maduro que mantiene hundida a Venezuela en la miseria, por más bodegones que abunden y generen “sensaciones” de estabilidad, todos sabemos que detrás de eso está la pérfida y macabra obra de teatro que el sistema chavista monta para manipular y dominar todo en el país.

Pero me interesan los actores. ¿Quiénes son esta vez los actores que se sentaran a calentar unas sillas mientras hacen pantomimas y simulan negociar?

No me interesa saber quienes van de parte del régimen. Lo imaginamos, el psiquiatra y su hermanita quizás. En realidad no importa. Ellos o cualquier otro van como parte del juego a no ceder en ningún punto; y a pedir todo.

Que les quiten las sanciones, les devuelvan las chequeras y les reconozcan todas sus instituciones.

La verdad sea dicha, no hay un ápice de posibilidades que el sistema chavista-madurista modifique su conducta. Todo lo que han hecho hasta el momento le ha funcionado para mantenerse en el poder. ¿Para qué va a ceder algo? Lo más que pueden hacer es hacer rodar la puerta giratoria de los presos políticos, liberarán algunos que tienen como ficha de cambio. Ese será “el premio” y el “éxito” que venderán los pseudos opositores como un triunfo cuando termine el «diálogo» después de meses de conversaciones, y sólo verán salir de la cárcel a los compañeros de partido que les interese. Olvídense de ver presos políticos militares en esas negociaciones, no les interesa a ninguna de las partes. Ya lo verán.

Ok ahora necesito saber quienes representarán a la supuesta oposición. ¿Cual tolete tendrá más peso como voz cantante en esa obra bufa? ¿Será el ya vencido y aún reconocido de mala gana “Gobierno Interino” de Juan Guaidó?; ¿Será el grupete de los alacranes? ¿Serán los que dicen ser diputados opositores dentro de la Asamblea Nacional hecha a la medida del sistema chavo-madurista? ¿Serán los nuevos “propietarios” de las tarjetas de los partidos que expropió el régimen? ¿Dónde se sentará Capriles?

En fin, y como simple deducción pues, no hay oposición. ¿Qué intereses representan? Vaya mezcolanza. Y al final nosotros los ciudadanos que estamos adentro padeciendo y los que están afuera luchando y también padeciendo no tenemos quien nos represente; no en esa “negociación engañosa y traidora”, no. Sino como trompeta de nuestro grito; como amplificador del llanto de las madres venezolanas que no tienen con qué alimentar a sus hijos; como llave liberadora de los que hoy están detrás de las rejas injustamente por sus posiciones políticas.

Osea, en serio. ¿A quienes representan los que se sentarán frente a Jorgito y Delci? ¿A quién? Por lo menos a mi no me representan.

Gracias a la invitación que Venezuela Adentro hizo vía Twitter para expresarse, quise comenzar  hablando de este tema en mi primer artículo justamente porque estoy indignado de ver como esta gente nos cree ignorantes e idiotas. Ellos se sentaran por meses a hablar y verán que el resultado será como los de siempre. El régimen ganando tiempo y ellos los “opositores” llenando sus arcas, teniendo sus elecciones fraudulentas que les permita “financiarse” y así sin fin, seguir riéndose de todos nosotros. En nuestras manos está si se lo permitimos o no.

Pongo a la orden mi Twitter: @AlejandroLacroi para comentarios y denuncias, por aquí si Dios lo permite seguiré hablando con libertad.