• diciembre 7, 2021

Venezuela: Alex Saab dice que ha estado detenido ilegalmente en Cabo Verde durante más de 400 días



Praia, 27 jul 2021 (Lusa) – El enviado especial venezolano Alex Saab, considerado testaferro del presidente Nicolás Maduro, dijo hoy que lleva más de 400 días detenido ilegalmente en Cabo Verde, insistiendo en que la orden de aprehensión fue emitida en otra nombre.

A través de una «carta abierta al pueblo caboverdiano», Alex Saab, de 49 años, se presenta como un «diplomático legalmente designado» que fue «secuestrado bajo instrucciones de los Estados Unidos [EE.UU.]» durante una parada de reabastecimiento de combustible el 12 de junio de 2020, debidamente autorizado, en la isla de Sal, Cabo Verde.

El empresario colombiano también comienza recordando que ese día salió de Caracas “en misión humanitaria como Enviado Especial de Venezuela” a Irán, en el momento álgido de la pandemia del covid-19, cargo para el que había sido “designado desde abril de 2018”.

“Esta función era ayudar a Venezuela a superar el perverso e inmoral bloqueo económico impuesto unilateralmente por Estados Unidos. El presidente Maduro me confió este honor único porque he demostrado durante muchos años que se puede confiar en mí para completar los contratos del gobierno de manera oportuna y dentro del presupuesto ”, escribe Alex Saab, quien espera una decisión sobre la solicitud de extradición del norte en Cabo Verde. Americano.

Su detención por parte de las autoridades caboverdianas e Interpol, en base a una orden de arresto internacional emitida por Estados Unidos, colocó a Cabo Verde en el centro de una disputa entre el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, que alega sus funciones diplomáticas al momento de la detención. y la Presidencia de Estados Unidos.

“Soy un diplomático venezolano designado legalmente y, como cualquier otro estado soberano, es un derecho de Venezuela a quién elige para representarlo. Así como Cabo Verde seleccionó al ciudadano portugués César do Paço como su cónsul honorario en Florida [EE. UU.], A pesar de tener vínculos conocidos con grupos racistas y de extrema derecha ”, escribió Saab.

Washington pidió la extradición del empresario colombiano, quien lo acusa de lavar 350 millones de dólares (295 millones de euros) para pagar los actos de corrupción del presidente venezolano, a través del sistema financiero estadounidense.

Sin embargo, la extradición está pendiente de un recurso de apelación interpuesto por la defensa, en abril, ante el Tribunal Constitucional, aún sin decisión definitiva.

En la carta, Alex Saab recuerda que su misión en Irán era buscar “relaciones comerciales y financieras” para Venezuela, para “reemplazar las perdidas por la amenaza de sanciones estadounidenses”.

“Para asegurarme de poder hacer lo que me pidieron, como Enviado Especial tendría derecho a la inmunidad e inviolabilidad que me permitirían moverme libremente por el mundo, tal como lo han hecho diplomáticos y agentes políticos durante siglos”, insiste. .

Sobre la escala técnica en Sal, recuerda que fue «sacado» del avión por el «inspector» Natalino Correia, alegando que «había una orden de captura».

“Una orden que ni siquiera me mostró y aun cuando me identifiqué como Enviado Especial con inmunidad diplomática, la ignoró y me encerró en un calabozo”, dice Alex Saab, garantizando que en las siguientes horas los gobiernos de Venezuela e Irán confirmaron. a Cabo Verde la condición de Enviado Especial, pero sin ningún cambio.

“El fiscal general de Cabo Verde esperó un año para ‘descubrir un error’, pero aquí hay una clara evidencia de que no dentro de un año, ni meses, ni semanas, ni días, sino unas pocas horas, Cabo Verde fue notificado formal y oficialmente de un gran error. y deliberadamente decidió no intervenir. Esto demuestra sobre todo que cuando los funcionarios de su gobierno afirman que el tema de mi extradición está en manos de los tribunales, no están siendo veraces ”, se lee en la misma carta.

En cuestión, como explicó anteriormente una fuente de la Procuraduría General de la República (PGR) de Cabo Verde, tras la divulgación pública de los documentos del caso, está el hecho de que la fiscalía estadounidense apunta a Alex Saab y a un colega, habiendo presuntamente registrado un error. en la versión inglesa de la orden de detención (uno de los tres idiomas utilizados). En esta versión, la orden de arresto estaría a nombre del colega Álvaro Pulido Vargas, pero en las versiones portuguesa y española a nombre de Alex Saab, situación que la PGR consideró sólo un “lapso”.

Para Alex Saab, el Fiscal General de la República, Luís José Landim, admitió así «que no existía orden de aprehensión que sustente la presunta Advertencia Roja de Interpol» para su detención, ya que no existía «validez legal» para la detención.

“José Landim ahora afirma estar rectificando un ‘error trivial’, pero su ‘error trivial’ me mantuvo detenido ilegalmente durante más de 400 días. Su ‘error trivial’ significó que fui torturada física y psicológicamente, mantenida en aislamiento, sin comida, sin atención médica especializada, sin acceso adecuado a mis abogados y sin contacto con mi familia. Este no es un ‘error trivial’, sino una campaña sistemática con motivaciones políticas para quebrarme mental y físicamente ”, dice.

Garantiza que tras su detención en el aeropuerto de Sal, a pesar de ser un «diplomático dotado de inmunidad e inviolabilidad», fue «obligado a pasar 48 horas sin comer» y «torturado», antes de ser llevado ante el juez, quien confirmó su detención preventiva. .

“El primer ministro, Ulisses Correia, ha hecho de mi arresto, detención y extradición una cuestión política desde el momento en que me bajaron del avión”, dice.

En este proceso, continúa insistiendo en que es «designado legalmente» Enviado Especial de Venezuela, teniendo «derecho a la inmunidad e inviolabilidad»: «Cabo Verde tiene derecho a oponerse a mi presencia en su territorio, a declararme ‘persona non grata ‘(…) No tenía intención de entrar en territorio caboverdiano y fue la policía caboverdiana la que me obligó a comprar un visado de entrada antes de llevarme a confinamiento solitario «.

Alex Saab estuvo en prisión preventiva hasta enero, cuando fue puesto bajo arresto domiciliario en la isla de Sal, bajo fuertes medidas de seguridad.

“Es evidente que en la realización de este secuestro participaron altos funcionarios. Espero que la justicia de su país juzgue algún día a los responsables porque les aseguro que serán juzgados, si no en Cabo Verde, sí en tribunales internacionales ”, dice Alex Saab en esta carta abierta a los caboverdianos.

PVJ // VM

Cabo Verde: Saab confía en la decisión del Tribunal Constitucional

Praia, 27 de julio de 2021 (Lusa) – El enviado especial de Venezuela, Alex Saab, expresó este martes su confianza en la decisión de la Corte Constitucional de Cabo Verde, donde se encuentra detenido, sobre la solicitud de extradición de Estados Unidos, al decir que la gente del archipiélago «Son inocentes» de su «secuestro».  

En una «carta abierta al pueblo caboverdiano» enviada hoy a Lusa, Alex Saab dijo que el Tribunal Constitucional «es respetado en todo Cabo Verde», esperando que sus jueces hayan entendido que los 12 puntos de inconstitucionalidad alegados por sus abogados «son todos con mérito y coherente con la posición de que no sólo no debería haber sido detenido nunca «, sino que debería» ser puesto en libertad de inmediato «.

Alex Saab, de 49 años, fue detenido el 12 de junio de 2020 por Interpol y las autoridades caboverdianas durante una escala técnica en la isla de Sal, con base en una orden de arresto internacional emitida por los Estados Unidos de América, en un viaje a Irán representando a Venezuela, como «enviado especial» con pasaporte diplomático.

Su detención ha puesto a Cabo Verde en el centro de una disputa entre el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, que alega sus deberes diplomáticos al momento del arresto, y la presidencia de Estados Unidos, así como irregularidades en la orden de arresto internacional y el proceso de detención.

Washington ha solicitado su extradición, acusándolo de blanquear 350 millones de dólares (295 millones de euros) para pagar la corrupción del presidente venezolano a través del sistema financiero estadounidense.

Sin embargo, la extradición se encuentra pendiente de un recurso de apelación interpuesto por la defensa en abril ante el Tribunal Constitucional, sin decisión final aún.

En la carta difundida hoy, Saab critica al Fiscal General, Luís José Landim, quien ha estado liderando este proceso, por calificar el caso de complejo, cuando «es todo lo contrario»: «Al intentar hacer lo que le ordenó. Estados Unidos, sobre todo cuando todos se enteraron de que soy un diplomático designado legalmente, fue precisamente para complicar mi caso lo más posible y buscar formas de enterrar la verdad, aceptar ofertas inconstitucionales de reciprocidad y reducción de cargos a través de Notas Diplomáticas. y no de un cour «.

El Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) ordenó el 15 de marzo la «liberación inmediata» de Alex Saab por violaciones de derechos humanos, e instó a las autoridades caboverdianas a detener la extradición a Estados Unidos.

Sin embargo, dos días después, la Corte Suprema de Justicia (STJ) autorizó la extradición de Alex Saab a Estados Unidos, rechazando la apelación de la defensa, decisión que no llegó a ser definitiva, quedando pendiente la apelación de la defensa ante la Corte Constitucional.

«El Tribunal de la CEDEAO también ordenó a Cabo Verde que me pagara 200.000 dólares como compensación, y les he dejado en claro a mis abogados y a las autoridades de Cabo Verde que deseo que este dinero se done a organizaciones benéficas para niños en Cabo Verde. Lamentablemente, el caboverdiano las autoridades se negaron a pagar este dinero «, escribió Alex Saab, recordando que el fallo de ese tribunal regional africano fue redactado por la jueza caboverdiana Januária Costa, ex ministra de justicia caboverdiana (1999 a 2001).

«Obviamente ignoró las consideraciones políticas y se aseguró de que la Corte de la CEDEAO pudiera ver las muy obvias violaciones de la ley de Cabo Verde y decidió que yo debería ser liberado», dijo.

Saab estuvo en prisión preventiva hasta enero, cuando estuvo bajo arresto domiciliario en la isla de Sal, bajo fuertes medidas de seguridad.

«Desafortunadamente, el arresto domiciliario practicado por la policía de Sal es diferente de cualquier arresto domiciliario en cualquier otro lugar del mundo. Permanezco preso las 24 horas del día. Hay 50 policías armados. Tienen las llaves de la casa y entran al azar en la casa en cualquier momento del día para perturbar deliberadamente mi sueño, no puedo cerrar la puerta de mi habitación, no puedo recibir visitas de mi elección, mis abogados son registrados al entrar y salir de la casa, y sus documentos son registrados «, dijo.

Afirma estar «rodeado por la policía y el ejército en cuatro casas» cercanas, a pesar de que ha excedido el plazo máximo legalmente permitido para su detención: «sigo en prisión sin ningún signo de haber sido liberado».

La defensa de Alex Saab ha explicado anteriormente que apeló al Tribunal Constitucional contra la segunda decisión del STJ, que autorizó su extradición a Estados Unidos, alegando «inconstitucionalidad cometida durante todo el proceso y en la aplicación de las normas sobre la aplicación del derecho internacional». «, así como la violación de las normas de la CEDEAO.

PVJ / ADB // ADB.