• septiembre 26, 2021

Cabo Verde: la Corte permite que Alex Saab sea tratado en Praia


Playa, sept. 2, 2021 (Lusa) – La Corte de Apelaciones de Barlavento autorizó el traslado de Alex Saab, considerado un frente para Nicolás Maduro y a la espera de una decisión de extradición a Estados Unidos, de Sal a Praia para recibir tratamiento médico.  


“Habiendo analizado el caso, dado el contenido del informe médico y toda la documentación que lo acompaña, el extraditado debe ser seguido por especialistas en oncología, la urgencia en cuanto a la conocida escasez de médicos especialistas en general en la isla de Sal”, según a la decisión del tribunal, de fecha 31 de agosto y sentado a Lusa el jueves por la defensa.

«Por motivos de salud, que no pueden ser negados a nadie, parece justificado autorizar su traslado a la ciudad de Praia, donde podrá contar con un adecuado seguimiento por parte de médicos especialistas», según el juzgado en esta decisión, que así concede la solicitud de la defensa de Alex Saab, detenido en la isla de Sal desde junio de 2020 y que ya tenía problemas de cáncer antes de su arresto, según sus abogados.

Alex Saab, de 49 años, fue detenido por Interpol y las autoridades caboverdianas el 12 de junio de 2020, durante una escala técnica en el aeropuerto internacional Amilcar Cabral, isla de Sal, en base a una orden de detención internacional emitida por los Estados Unidos de América (EE. UU.), El un viaje a Irán en nombre de Venezuela, como enviado especial y con pasaporte diplomático.

El colombiano, con pasaporte diplomático, ya que viajaba como ‘enviado especial’ del gobierno venezolano, considerado por Estados Unidos como una fachada del presidente venezolano Nicolás Maduro, expresó previamente su confianza en la decisión de la Corte Constitucional sobre la extradición solicitada por Estados Unidos, diciendo que la gente del archipiélago es inocente de su «secuestro», alegando que ha estado detenido ilegalmente durante más de 400 días.

Su detención ha puesto a Cabo Verde en el centro de una disputa entre el régimen del presidente Nicolás Maduro en Venezuela, quien alega sus deberes diplomáticos al momento de su arresto, y la presidencia de Estados Unidos, así como irregularidades en la orden de arresto internacional y el proceso de detención.

Washington ha solicitado su extradición, acusándolo de blanquear 350 millones de dólares (295 millones de euros) para pagar los actos de corrupción del presidente venezolano, a través del sistema financiero estadounidense.

El Tribunal Constitucional de Cabo Verde celebró el pasado 12 de agosto, en la ciudad de Praia, la audiencia pública del recurso interpuesto por la defensa de Alex Saab contra la decisión de extraditarlo a Estados Unidos.

La audiencia se refirió al proceso de revisión concreta de constitucionalidad, en el que la defensa de Alex Saab apela la decisión de la Corte Suprema de Justicia, que en marzo autorizó la extradición.

Después de escuchar los últimos argumentos de la defensa y la fiscalía, ese tribunal aún no se ha pronunciado sobre una decisión en este caso.

El Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) ordenó el 15 de marzo la liberación inmediata de Alex Saab por violaciones de derechos humanos e instó a las autoridades caboverdianas a detener la extradición a Estados Unidos.

Sin embargo, dos días después, la Corte Suprema de Justicia (STJ) fue la autora de la extradición de Alex Saab a Estados Unidos, rechazando la apelación de la defensa, decisión que no llegó a ser definitiva, con la apelación de la defensa ante la Corte Constitucional a la espera de una decisión.

Saab estuvo en prisión preventiva hasta enero, cuando fue puesto bajo arresto domiciliario en la isla de Sal, bajo fuertes medidas de seguridad.

La defensa de Alex Saab explicó anteriormente que apeló ante la Corte contra la segunda decisión del STJ, autor de la extradición a Estados Unidos, alegando inconstitucionalidades cometidas a lo largo del proceso y en la aplicación de normas sobre la aplicación del derecho internacional, como así como la violación de las reglas de la CEDEAO.

Fuente: lusa.pt